Hubo un tiempo , entre 1935 y 1946, en que los jóvenes no cesaban de bailar a ritmo de jazz, en el que las big bands dominaban las listas de éxitos y en el que los clarinetistas se convirtieron en estrellas. Fue la era del swing. Scott Yanow

El jazz alcanzó su máxima popularidad durante los años de la gran depresión (1929-1933). A finales de 1934, la NBC emitió numerosas actuaciones en directo a cargo de las orquestas de Xavier Cugat, Kel Murray y, sobre todo, Benny Goodman, quien recibió numerosas ofertas para embarcarse en giras maratonianas.

BG-BOP-1949-adj-logo-20 copy.jpgLas giras de Goodman alrededor de los EE.UU. constituían todo un acontecimiento periodístico. Su concierto en el atestado Palomar Ballroom de los Ángeles, el 21 de agosto de 1935, demostró que una nueva locura juvenil se había extendido por todo el país, tal como había ocurrido a principios de siglo con el ragtime. Acababa de nacer la Era del Swing, caracterizada por el predominio de las big bands.

Comienza la fiebre

A-254768-1395065767-8027.jpegTras el éxito de Goodman en el Palomar, se abrieron las puertas a numerosas bandas dispuestas a seguir su estela. En 1937, William <count> Basie, un pianista natural de Kansas City, grabó las primeras piezas del nuevo estilo, entre las que se encontraban las capitales <Jumpin at the woodside> y <One O’clock jump>, ambas interpretadas con el saxo tenor Lester Young, el bajista Walter Page, el batería Papa Jo Jones y el guitarrista Freddie Green. Aquel mismo año, aparecieron <Marie> y <Song of indian>, de Jimmy Dorsey, cuyos solos de trompeta corrían a cargo de Bunny Berigan, quien poco después formaría su propia big band y grabaría <I can’t get Started>, pieza que forma parte del repertorio de standars actual. Sin embargo, el momento culminante de la Era del Swing corrió a cargo de Benny Goodman, quien dio un concierto histórico en el Carnegie Hall de N.Y. en enero de 1938. En la grabación que nos ha llegado puede escucharse una versión instrumental de <Sing, Sing, Sing> de Louis Prima, interpretado a un ritmo frenético por Gene Krupa, quien no tardaría demasiado en formar su propio conjunto.

 

5 respuestas a “Swing , Swing y más Swing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s