Principalmente bajista, multiinstrumentista y productor, Marcus Miller ha trabajado en cientos de sesiones, mezclando jazz, R & B y rock, y ha lanzado varias grabaciones en solitario desde sus comienzos de finales de los 70 con Bobbi Humphrey y Lonnie Liston Smith.

A pesar de los muchos sombreros que ha usado ,improvisador, intérprete, arreglista, compositor, compositor de música de cine, bajista, clarinetista, saxofonista ,ninguno de ellos ha sido puesto por capricho.  Miller ha sido y es un músico útil en el sentido más extremo y prolífico.

Ya actuaba en los clubes de jazz de Nueva York antes de que tuviera la edad suficiente para conducir. Nacido en Brooklyn el 14 de junio de 1959 y criado en la cercana Jamaica, sabía tocar varios instrumentos con facilidad cuando llegó a la adolescencia. Su padre, dirigía el coro y tocaba el órgano, tuvo un profundo impacto en su educación musical.

“Cuando tenía trece o catorce años, compraba partituras de canciones populares y las tocaba”.

Una vez que se asoció con Humphrey y Smith, obtuvo un cierto prestigio que le llevó a tocar  con gente como Dave Grusin, Earl Klugh, Grover Washington, Jr., Chaka Khan y Bob James. Miller pronto se convirtió en músico de sesión, apareciendo en más de 500 álbumes de artistas como Michael Jackson, Herbie Hancock, Mariah Carey, Wayne Shorter, McCoy Tyner, Frank Sinatra, George Benson, el Dr. John, Aretha Franklin etc..

Durante 1981 y 1982, su nombre llegó a oídos de Miles Davis quien le reclutó para su gira. Miles era como un héroe para Marcus, y terminaría trabajando con él en varios álbumes, incluidos  Tutu y Music from Siesta. 

Los tradicionalistas del jazz  se irritaron por el uso pionero de instrumentos electrónicos de Miller en las grabaciones de jazz durante los años ochenta. El uso de cajas de ritmos y sintetizadores se destacó durante la década, especialmente en el género “smooth jazz” identificado con el colaborador de Miller, David Sanborn. Si bien conocía las deficiencias de los instrumentos electrónicos, Miller explicó a Sound on Sound que los avances tecnológicos estaban transformando fundamentalmente cómo se realizaban las grabaciones.

Marcus-Miller.jpg“Básicamente, la tecnología hace que las cosas que rodean la creación de la música sean un poco más fáciles. No hace que escribir una canción sea más fácil. No hace que sea más fácil crear buenas melodías o buenas líneas de bajo. Pero te ayuda cuando tienes que editar tu canción de siete minutos en un single de cuatro minutos, o cuando tienes que ensamblar tus diez canciones para la casa de masterización “. Agregó,” Mucha gente culpa a la tecnología, pero no es culpa de la tecnología. Hay muchas maneras de hacer mala música. Si alguien toca la guitarra mal, nadie culpa a la guitarra, entonces ¿por qué culpar a la tecnología?”

Marcus_Miller_Album.jpgDurante los años 80, 90 y 2000, Miller agrandó sus limites con varios álbumes extraordinarios donde plasmo su genio, constancia y trabajo de sesión de estudio. Sus grabaciones solistas eran casi tan diversas como su trabajo externo; híbridos de suave R & B, funk y jazz salpicaron la mayoría de los álbumes, mientras que The Sun Do not Lie de 1993 también incorporaron tecnología de muestreo sofisticadas para la época. 2001  ganó un Grammy por Mejor Álbum de Jazz Contemporáneo.

Miller se destaca por tocar un Fender Jazz Bass de 1977 que fue modificado por Roger Sadowsky con la adición de un preamplificador Bartolini para poder controlar su sonido en el estudio. Fender comenzó a producir un Fender Jazz Bass de Marcus Miller.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s