La respiración circular es el proceso de inhalación por la nariz mientras se toca un instrumento de viento de madera para permitir un sonido continuo sin una pausa para respirar. Inicialmente fue una técnica de didgeridoo, pero ha sido adoptada por otros instrumentos de viento de madera, donde se utiliza en una serie de composiciones contemporáneas.  Si bien a veces se describe como “inhalar y exhalar al mismo tiempo”, y este es el efecto al tocar un instrumento, en realidad nunca pasa aire en ambos sentidos a través de los pulmones en un momento dado.

La técnica fue desarrollada independientemente por varias culturas, y se usa para muchos instrumentos de viento tradicionales. En el siglo XIII, los orfebres mongoles especializados en oro y plata utilizaron técnicas circulares de respiración para elaborar diversos objetos decorativos y ornamentales. En la elaboración de tales artículos, los artesanos debían soplar continuamente a la llama a través de una tubería con un orificio en forma de aguja, para hacer que el metal duro se derritiera o ablandara. A partir de esa necesidad, los artesanos dominaron un ciclo circular de respiración, inhalando simultáneamente por la nariz mientras soplaban sin pausas. La introducción de la técnica de respiración circular en el arte de los antiguos instrumentos de viento fue una invención muy productiva.

zurna.jpgSe usa mucho para tocar el zurna oriental, el limbo mongol, el launeddas sardo, el arghul egipcio, el didgeridoo australiano, así como muchos oboes y flautas tradicionales de Asia y Medio Oriente. Algunos jazzistas y clásicos de viento y metal también usan algún tipo de respiración circular. Aunque muchos músicos profesionales de viento encuentran que la respiración circular es muy útil, pocas piezas de música orquestal europea compuesta antes del siglo XX realmente requieren su uso. Sin embargo, el advenimiento de la respiración circular entre los instrumentistas de viento profesionales ha permitido la transcripción de piezas originalmente compuestas para instrumentos de launeddas-675x275.jpgcuerda que no serían perceptibles en un instrumento de viento sin la ayuda de la respiración circular. Un ejemplo notable de este fenómeno es “Moto Perpetuo”, transcrito para trompeta por Rafael Méndez de la obra original para violín de Paganini.

En 1997, se estableció un Record Mundial Guinness para la nota musical más larga. Kenny G usó respiración circular para sostener un Eb en un saxofón durante 45 minutos y 47 segundos. En febrero de 2000, Vann Burchfield estableció un nuevo récord mundial de Guinness para respiración circular, manteniendo una nota continua durante 47 minutos, 6 segundos, superando el récord de Kenny G.  Mark Atkins en Didgeridoo Concerto (1994) toca durante más de 50 minutos continuamente. El domingo 14 de mayo de 2017, el saxofonista nigeriano Femi Kuti rompió el récord de Mark Atkins al tocar durante 51 minutos, 38 segundos; después de romper con éxito el récord de Kenny G la semana anterior.

One response to “El instrumento y sus técnicas:La respiración circular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s