in the midnight Hour (1965), del cantante de Atlantic Records Wilson (The Wicked) Pckett, es un claro ejemplo del ritmo funk chulesco y lento, y Aretha Franklin, quizá la mejor de todas las voces del Funk, probó un sonido funk más sutil y con aires gospel en los clásicos de 1967 <Respect> y <Chain Of Fools>….

Las fusiones Funk/R&B, como <Knock on wood> (1966), de Eddie Floyd, o <Harlem Shuffle> (1969), de Bob& Earl, reforzaron la oleada funk. Norman Whitfield y Barret Strong, de Motown, empezaron a componer temas para los Temptations que fusionaban guitarras con wah-wah, una amplia orquestación y una dura temática contracultura en las letras. Desde <Cloud Nine>, de 1969, hasta <Papa was a Rollin stone>, de 1973, el grupo vocal anteriormente pop se convirtió en una lección de protesta social en el funk.

Sus camaradas Isley Brothers, el grupo vocal de Motown , publicaron desafiantes temas funk como <It’s your thing>, y el mismo período de finales de los sesenta y principios de los setenta fue testigo de cómo el productor y compositor de Stax, Isaac Hayes, se convertíaen figura pública. Su álbum de 1969, <Hot buttered Soul>, creó un seductor soul nuevo, trasformando clásicos como <Walk on by> en himnos del funk.

Mientras el tejano Sylvester Stewart (alias Sly Stone) enfocaba el soul funky desde un ángulo distinto. Su banda multirracial con miembros de ambos sexos, Sly & the family stone, consiguió en 1968 su primer éxito con la exuberante <Dance to the music>. Sly y compañía mezclaban soul , funk, jazz de big band, pop y rock psicodélico valientemente, creando una serie de éxitos que definieron una época en EE. UU., hasta el extraordinario álbum de 1971, <There’s a Riot Goin On>, que marcó tanto su cenit como el inicio de su caída. Un poderoso comentario funk sobre la desilusión de la época, el álbum alcanzó el numero 1 pero también señaló el creciente declinar emocional de Stone debido a la drogadicción.

Nueva Orleans, la cuna tanto del jazz como del R&B, adoptó el nuevo sonido a su propio modo. Dr. John era un prodigio blanco del piano que ya tenía un pie en el jazz y el blues cuando hizo Gris Gris en 1968, una mezcla de misticismo vudú, psicodelia y funk relajado. Sus amigos, los Meters , respondieron en 1969 con su homónimo álbum instrumental, que cocinaba su funk con ritmos sincopados y una contagiosa guitarra <Chicken scratch>, un estilo directo que llegaría a su momento álgido con el álbum vocal de 1974 Rejuvenation.

 

 

 

 

3 respuestas a “Los grandes del Soul se vuelven funky

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s