los músicos de todo el mundo se dieron cuenta de que nadie es perfecto …. excepto los ordenadores. Las discusiones sobre el groove y los misterios del sentido rítmico , o sobre la física del sonido mismo toparon con una nueva tecnología que igual que un scanner cerebral, mostraba gráficamente en una pantalla los resultados de la ejecución en el instrumento.

Desde la invención del disco compacto en 1979 y su inserción en el mercado por parte de sony y philips, primero en el mercado de la música clásica por tener un publico más exigente con la calidad del sonido, y después al resto de estilos con gran aceptación, el mundo de la música digitalizada daba sus primeros pasos. A partir de ahí, unos años después aparecían los primeros programas de edición musical profesional.

El audio digital es la codificación digital de una señal eléctrica que representa una onda sonora. De esta manera, todo audio digital tiene una gráfica interpretable visualmente. Desde el momento que la música se puedo ver, se empieza a interpretar desde otro punto de vista.

Aunque anteriormente ya se usaban pequeños programas de edición musical (Herbie Hancock y Quincy Jones entre otros fueron pioneros en su utilización ya a finales de los ’70), su uso masivo no llegó hasta que una serie de programas dieron el salto en el mercado del software a principios de los años ’90).

Protools 1991 , Sound Tools (1989) ,Macintouch (Digital Audio Workstation), E-MU
Cubase 1991, son algunos de los editores más famosos que aun hoy en versiones mejoradas siguen liderando el mercado.

¿Para qué sirven los Editores de Audio?

Una vez que el sonido está digitalizado, es decir, dentro de la computadora, trabajamos con él a nuestro antojo: podemos cortar, subir el volumen, unir voces con música, añadir efectos de sonido, grabar cada instrumento en una pista o ponerle más agudos a una voz masculina o restarlos a una femenina, y mil procesos más. El editor de audio vendría a ser como un editor de texto, pero para sonidos.

TIPOS DE EDITORES
• Editor audio
Permite realizar las funciones básicas como son grabar, cortar y pegar, añadir efectos ,
comprimir, etc
• Editor multipistas o multitrack
Además de las funciones anteriores, propias del editor, sirve para trabajar con múltiples canales o tracks, también llamadas pistas, de ahí su nombre. Por ejemplo, grabamos las voces de una locutora y un locutor. Pero esas voces no van en seco, hay que acompañarlas con los otros dos elementos del lenguaje radiofónico: efectos y música. Abrimos una pista en el editor multipistas y colocamos la voz de la locutora. En otra, añadimos la del locutor y en dos más la cortina musical y los efectos.

La herramienta “Cuantizar”

También desde el principio, estos editores disponían (y disponen) de una herramienta llamada “Cuantización”. En un principio era una opción enfocada a las pistas llamadas MIDI de las cuales hicimos un pequeño repaso en este mismo blog. Imaginemos que hemos grabado al músico a través de un instrumento midi. Este puede ser un teclado, una guitarra MIDI, una batería electrónica o incluso un instrumento de viento… Si el músico es muy bueno las notas estarán en su lugar correcto pero nunca en el exacto debido a la humanización que él mismo transmite en la interpretación, y si el músico no es muy bueno, en la grabación se plasmarán errores de tiempo cometidos en la interpretación. Muchos secuenciadores ofrecen la posibilidad de “cuantizar” los datos MIDI, o ajustarlos con mayor o menor precisión a una “parrilla” virtual de tiempos. Así se consigue “corregir” los defectos del músico. Ahora bien, si se utiliza una cuantización exacta , el programa colocará todas las notas en lugares exactos de la parrilla y eso conduce a una música imposible de ejecutar exactamente por un ser humano, es decir, se deshumaniza en cierta medida la interpretación.

Hoy en día se cuantiza tanto el audio como el midi con lo que se consigue deshumanizar en muchos casos  el resultado final de un disco. Desde mi particular punto de vista, en la música menos orgánica generada fundamentalmente de manera digital, como es la música  electrónica en todas sus variantes, esta función aporta riqueza y nuevos campos inexplorados tanto en lo rítmico( pudiendo alcanzar valores imposibles para la ejecución humana en el instrumento), como en la experimentación y mezcla de sonidos imposibles si un ordenador. Pero, para el resto de músicas orgánicas, acústicas, en las que cada imperfección suma positivamente, parece un error sacar la regla y corregir lo que ya suena bien sin más, con la compenetración casi mística entre los músicos que la interpretan.

 

3 respuestas a “Cuantizar o no Cuantizar, esa es la cuestión.

  1. ¡Muy interesante! Y estoy de acuerdo en lo que manifiestas, que al cuantizar, se deshumaniza un poco la música… “que para el resto de músicas orgánicas, acústicas, en las que cada imperfección suma positivamente, parece un error sacar la regla y corregir lo que ya suena bien sin más, con la compenetración casi mística entre los músicos que la interpretan”.

    Un abrazo… 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Igual que estamos volviendo a los sonidos analógicos , la opción “Humanizar” que ya hace años que se experimenta mejorará y posiblemente los ordenadores interpretarán tan bien como los humanos (o mejor) ,aunque nos cueste aceptarlo hoy en día.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s