Hace muchos años, en una galaxia muy lejana un niño de 15 o 16 años solía ir una vez al mes a comprarse un nuevo vinilo para su colección. Sabía que cualquier otra cosa fuera del género jazz podía gustarle, apasionarle o decepcionarle. Sin embargo, con este género a veces se arriesgaba comprando un disco prácticamente al azar, un día se topó con Chris Cody.


Chris Cody comenzó su carrera como pianista clásico con diplomas de Sydney y Londres. Inspirado por Thelonius Monk pasó al jazz en su adolescencia. Su versatilidad le llevó a tocar con algunos de los principales músicos de jazz de Australia, incluyendo a James Morrison, Dale Barlow y Mike Nock, y fue premiado con la mejor composición de jazz y el mejor pianista de jazz. Ha actuado en Estados Unidos y en toda Europa con músicos como Roy Hargrove, Antonio Hart, Sunny Murray, Herb Geller, Rhoda Scott, Stephano di Battista, Frank Lacy, Graham Haynes, Glenn Ferris, Marcel Azzola e Yves Robert.

Viviendo en París a finales de los 80 y principios de los 90, Cody buscó nuevas posibilidades para la improvisación. Trabajando como músico de sesión y como líder de su propio trío, atrajo la atención con sus imaginativas armonías y composición.

Su grupo, Chris Cody Coalition, ha lanzado varios CDs con reconocimiento internacional y ha actuado en numerosos festivales de Europa y Australia. Cody ha sido buscado como invitado en programas nacionales de radio y televisión, tanto en Australia como en Francia (Bernard Pivot, France Musique, ABC The Arts Show). También ha enseñado en el Sydney Conservatorium of Music, fue co-fundador y director de la Sydney School of Piano y ha impartido clases magistrales en universidades y conservatoriums alrededor de Australia y Francia. También escribe música para teatro y cine. 

Cody continúa tejiendo un tapiz musical que refleja las influencias americanas, europeas, africanas y australianas.