Boogie-Woogie

“Cualquiera de aquellos pianistas podía mantener el ritmo con la mano izquierda mientras daban cuenta de una copa o un bocadillo con la derecha”.

Su estilo, caracterizado por una gran rapidez y una estructura rítmica repetitiva basada en series de ocho notas que ejecutaba la mano izquierda a modo de bajo continuo, cautivó de inmediato a un público deseoso de bailar de la manera más alocada que pudiese imaginar. Continue reading “Boogie-Woogie”