Bela Fleck(banjo)

 Béla Fleck es considerado uno de los músicos más innovadores del mundo y ha hecho mucho para demostrar la versatilidad de su instrumento (el banjo). Lo usa para tocar desde bluegrass tradicional hasta  jazz fusion pasando por infinidad de estilos. Nacido en la ciudad de Nueva York, a los 15 años Fleck quedó fascinado con el banjo después de escuchar “Ballad of Jed Clampettde Flatt & Scruggs y “Dueling Banjos” de Eric Weissberg y Steve Mandell, así que le pidió a  su abuelo que le comprara uno. Mientras asistía a la Escuela Superior de Música y Arte en Nueva York, Fleck trabajó en la adaptación de la música bebop para el banjo.

Fleck, el  mandolina Sam Bush, el violinista Mark O’Connor, el bajista Edgar Meyer y el   Dobro Jerry Douglas se unieron en 1989 para formar Strength in Numbers y grabar The Telluride Sessions. A finales de ese año, PW TV le pidió a Fleck que participara en su próximo disco en el que se  reunieron  un verdadero “equipo de ensueño” de músicos para formar los Flecktones. Los miembros originales incluyeron a Howard Levy(teclista), la armónica y la ocarina, entre otros instrumentos; el bajista Victor Lemonte Wooten, y su hermano Roy “Future Man” Wooten en la batería y un tambor electrónico con forma de guitarra. Aunque el especial no se emitió hasta 1992, los Flecktones grabaron su álbum debut homónimo en 1990 y lo siguieron con Flight of the Cosmic Hippo (1991).

 

Pegasus (Jazz Fusion)

MaxSunyer, uno de los principales guitarristas españoles de jazz rock, tras su etapa en Max Sunyer Trio, se unió, en 1982, con otros destacados intérpretes: Santi Arisa (a la batería), José Mas Kitflus (a los teclados) y Rafael Escoté (al bajo) para formar Pegasus, el supergrupo jazz-rock español. Santi Arisa ironizaba así en el título de una de sus composiciones: ‘Ni amb el jazz, ni amb el rock, anirem enlloc’. (Ni con el jazz, ni con el rock, iremos a ninguna parte.) Su prestigio como intérpretes y su profesionalidad demostrada desde los años sesenta (y últimamente en los mejores grupos de jazz rock: Iceberg, Fusioon, Catalónia, Gótic, Tribu), les permitió crear su propio sello discográfico, Pegasus Records, para editar sus discos sin cortapisas (algunos opinan que fue una necesidad, ya que nadie confió en la solidez del supergrupo, dado el heterogéneo carácter de sus componentes, que podrían provocar problemas de protagonismo, como había sucedido en otros casos). …

http://historiasderock.es.tl/Pegasus.htm